«El cuaderno griego» (Universos) ye’l primer llibru de la escritora Ana Vega (Uviéu, 1977), una autora yá bien conocida en dellos círculos lliterarios d’Asturies que «debuta» estos díes nes llibreríes. Collaboradora de publicaciones como Clarín o’l suplementu Cultura de La Nueva España y articulista de la edición dixital de LES NOTICIES, fala nesta entrevista de la so obra y la so poética.

 

-«El cuaderno griego» ye’l so primer llibru, anque hai tiempu qu’usté yá ye conocida nos círculos lliterarios asturianos polos textos que vien publicando en periódicos y revistes. ¿Por qué nun se decidiera a dar esti pasu hasta agora?
-Publicar nun ye fácil, y más si tienes ente manes un llibru como ésti, que ta bien malu de clasificar. Yo mesma nun sabría cómo lu catalogar, porque nél hai relatos, reflexones, sentencies…-¿Siguen siendo les revistes lliteraries una bona manera de dase a conocer na dómina d’Internet y los blogs?
-Creo que tienen la mesma importancia que teníen enantes. Con un blog entres en contactu con muncha xente d’una manera distinta, pero les revistes lliteraries y los puntos d’alcuentru siguen siendo fundamentales pa conocer otros autores, otres formes d’expresase, otros métodos d’escritura… Cada cosa tien el so espaciu, y les dos son importantes.

 

 

Un cuadernu perdíu
-¿Por qué el títulu d’«El cuaderno griego»?
-Cuando yera neña escribía a toles hores. Facía llibrinos que cosía yo mesma, escribía los mios propios periódicos, que teníen hasta publicidá y pasatiempos, y tenía un llibru blancu onde diba apuntando les mios coses y que perdí cuando tenía seis o siete años. Un día, muncho depués, conté-y esta historia a un amigu y él compróme nun viaxe a Grecia un cuadernu nel qu’empecé a escribir. D’ehí surdió’l títulu. «El cuaderno griego» supúnxome un trabayu de cinco o seis años. En realidá yeren unes cuatrocientes páxines que fui puliendo enantes de dar el llibru a estampa hasta dexales en ciento cincuenta.-Ye interesante la estructura del llibru, basada en dos grandes bloques que, aparte de ser fragmentarios por ellos mesmos, van distribuyéndose en delles partes a lo llargo de la obra…
-Sí. Cuando empezó, el llibru yera un tou. «El cuaderno griego» namás diba tar constituíu polo qu’agora ye una de les partes del llibru, la que se titula «Dinámica del frío», pero al lleelu y reflexonar sobre él y mirar el llibru d’otra manera, depués de que’l textu reposara, parecióme un poco difícil y pensé que quiciás meter les dos partes de relatos diba aliviar un pocoñín el pesu. Tenía mieu de qu’al metelos rompiera un poco la tensión del conxuntu, pero de la que los diba metiendo dime cuenta de que los relatos cumplíen la finalidá que yo buscaba y amás taben na mesma llinia que «Dinámica del frío».

 

 

http://www.lesnoticies.com