En el blog de Bruno Mesa encontramos esta reseña del libro de Jose Luis García Martín. Gracias.

VIAJES ALREDEDOR DE UNA VIDA

Baúl de ficciones que parecen reales, y de realidades que parecen ficciones, viaje alrededor del mundo y de la biblioteca, invención de amores de una noche, feliz recuento de soledades, historias de cafés y de congresos, álbum ilustrado de ciudades, maleta de lecturas, buhardilla donde la memoria teje su vestido con los hilos de la felicidad y del miedo: todo eso es este libro de García Martín.

Como Fuego amigo o Sueño, fantasmagoría, este volumen es a la vez un diario, un libro de relatos y un collar de viajes. Es decir, es un libro de García Martín, y lo es en todos los sentidos, también en las caídas, en su forma de insistir en sus lemas vitales, que tantas veces hemos releído.

Pero este libro no está hecho de caídas o de brillos retóricos, sino a la vez de asombro y de infinito pesimismo, de rutinas y de milagros.

Lodève, Nueva York, Nápoles, Plovdiv, Londres, Mérida, Florencia o Sofía son algunos de los escenarios donde el autor ensaya estas historias truncadas y amargas, estos espejismos que nunca llevan al paraíso.

También por este libro pasean los fantasmas de Keats, del pintor Anselm Feuerbach, de Casanova, de Graham Greene, de Blas de Otero y del último y desesperado Baudelaire.

Para García Martín la vida es un viaje solitario donde abunda la confusión y escasea la certeza, un trayecto donde los libros acompañan más que los seres humanos.

Libro de pesadillas, de largos paseos donde el humor y el amor nos están esperando. Historias menores que esconden la única historia, la múltiple y poliédrica historia de los seres humanos.