‘Robinson Astur’ ye’l nuevu llibru d’Elías Veiga. Un volume de poesía, enxertáu na coleición ‘El parche del pirata’, de la editorial Universos. Tamos ante un poemariu posáu, maduru, nel que’l autor reflexona sobre l’aventura cotidiana del vivir.

 

-¿Quién ye’l ‘Robinson Astur’?

-Ye esa persona que tien qu’andar el camín más universal: el de la vida, una película ensin guión de la cual nun sabemos nada. Ye inevitable que nesa andadura mítica perdamos dalguna vez el rumbu y naufraguemos. Esti llibru de poemes ye la mio interpretación del mitu robinsonianu, adscritu por razones sentimentales a la mio tierra. Sicasí tamos falando d’un de los personaxes más internacionales porque, a la fin, toos somos robinsones. Que cada unu ponga l’apellíu que quiera.

-¿En dalgunos momentos pue paecer una poesía un tanto dura o desesperanzada?

-Camiento que pueda selo o inclusu paecelo porque los poemes foron fechos a imaxe y semeyanza de la vida mesma. Nesi sen ye una poesía bastante realista y intencionadamente cruda. Considérome una persona positiva pero ye razonable que los problemes de la sociedá actual (el paru, la desruralización brutal, la falta cada vez mayor de valores, la incompetencia política, etc.) acaben afeutándote de forma mui direuta. L’actu de creación, en cualquier casu, ye pa mi una válvula d’escape pola que destierro cierta presión.

-Como diz nun de los poemes, ¿cree que toos tamos un pocu «a la gueta d’un viaxe ensin destín»?

-Esi versu resume perfectamente la filosofía del Robinson y, polo tanto, pue valir pa tol mundu. Pasámonos la esistencia buscando’l norte y nesi viaxe dexamos lo que somos. N’otres palabres: pasamos la vida buscándonos a nosotros mesmos. Y nin siquiera sabemos si la muerte ye’l destín final y nun abre otres puertes.

-¿La poesía pue ser el tablón de madera al que garrase nos naufraxos cotidianos?

-A mi valme de bálsamu pero non sólo de la poesía vive l’home. Hai, por suerte, un cientu de tablones onde garrase y paezme que por encima de toos tán los de «carne y güesu»: la familia y l’amistá. Per otru llau, intentar ser una persona dinámica evita munches veces baxar a los abismos.

-¿Cree qu’hai una gran evolución ente los dos llibros de poesía qu’espublizó hasta agora?

-Creo sinceramente que di un pasu alantre importante. Robinson Astur ye frutu d’un trabayu de 4 años y eso paezme que se nota. Ye un poemariu más sólidu que La Tierra Fonda, anque pol camín se perdiera cierta inocencia delles veces necesaria. Toi mui contentu col llibru porque esto ye lo meyor que podía ofrecer nesti momentu como poeta.

-¿Cómo ve la poesía en llingua asturiana anguaño?

-Dende va 20 años la poesía en llingua asturiana asitióse nel mundu. Fáise poesía de muncha calidá, anque tamién me paez qu’hai autores sobrevaloraos y una cierta tendencia a l’auto-estimulación tribal por parte de ciertos clanes. La retroalimentación na que se basa parte del asturianismu cultural ponme los pelos como escarpies. Almiro a la xente independiente porque mantener la distancia tien el so preciu. Pero seique a la llarga merez la pena pagalo.

-Usté collabora en delles revistes, ¿qué papel cree que tienen?

-Les revistes especializaes, seya cual seya l’asuntu que traten, siempre aporten información importante. Desendolquen unes funciones clave d’análisis, evaluación y promoción de la materia que traten. Pa la llingua y lliteratura asturiana son básiques.

-¿En qué proyeutos lliterarios ta agora? ¿Escribirá prosa?

-Por primera vez tengo un proyectu de poemariu pensáu con una temática más o menos definida. Ye dalgo que nunca me pasó enantes. La mio intención ye dar otra vuelta de tuerca, dir un pocu más alló.

 

Entrevista del diario El Comercio. 3 de marzo de 2009