Buceando en el universo virtual se pueden encontrar blogs de calidad, sobrios y lúcidos. Simón Viola lo demuestra en el suyo, por lo que sigue, y por todo lo demás que escribe. Transcribimos:

Calles de Brooklyn

DIRECCIÓN BROOKLYN
(Diario 2006-2007)
Hilario Barrero
Mieres, Universos, 2009, 309 págs.

Nacido en Toledo en 1948, Hilario Barrero vive en Nueva York desde 1978, en cuya universidad se doctoró con una tesis sobre Félix Urabayen y en donde en la actualidad da clases de literatura. Autor de un libro de poemas, In tempori belli (1999, premio de poesía “Gastón Baquero”), ha publicado hasta ahora los diarios Las estaciones del día (2003), De amores y temores (2005) y Días de Brooklyn (2007), todos ellos en la editorial asturiana Llibros del pexe.
Ahora ve la luz Dirección Brooklyn, un nuevo diario que alterna instantáneas del presente (una estampa urbana, una ópera, un cuadro, un amanecer…) con impresiones viajeras y recuerdos familiares. “Pero si yo -afirma José Luis García Martín en el texto de contraportada- tuviera que quedarme con una parte de estos seleccionaría los numerosos apuntes dedicados a los viajes en metro. Es ahí donde Hilario Barrero tiene su observatorio principal, ahí donde toma al pulso a la ciudad, donde descubre asombrado la áspera y gozosa variedad del mundo”. Reproducimos uno de estos apuntes:

“Sábado, 27.- Las dos jóvenes judías van rezando en el metro. Van sentadas tan rectas y tan hieráticas que parecen dos estatuas de mármol vivo. Delgadas, pálidas, vestidas casi iguales, llevan faldas hasta los pies, jerséis de manga larga con cuello cerrado y una cinta a la cabeza que les cubre parte del pelo largo, liso y lustroso. Pasan las hojas del libro de rezos del final hacia delante y mueven la cabeza un poco mecánicamente y los labios muy deprisa abriéndolos y cerrándolos como si fueran dos ratoncitos que quisieran escaparse del rostro. A su lado una mujer afroamericana con una peluca rubia estilo Verónica Lake lee un libro titulado Hidden Intentions”. [p. 283]